Liqui Moly Injection Reiniger

Apto para todos los motores de gasolina, como medida preventiva o para solucionar un problema determinado. Sometido a prueba en turbocompresores y catalizadores. Verter directamente en el depósito de combustible. 300 ml son suficientes para hasta 70 l de combustible. Aplicar cada 2000 km como mínimo para mantener limpio el sistema.

Descripción

Elimina los depósitos de las válvulas de inyección, las válvulas de admisión, las bujías y la cámara de combustión y evita que se vuelvan a formar. Pone fin a las dificultades a la hora de arrancar y a la marcha irregular del motor. Cuida todos los componentes del sistema de inyección de gasolina. Protege todo el sistema de combustible frente a la corrosión. Mejora la toma de gas y la compresión. Optimiza los valores de los gases de escape y el rendimiento del motor. Los motores limpios consumen menos combustible y reducen las emisiones de sustancias nocivas.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Liqui Moly Injection Reiniger”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *